martes, 1 de marzo de 2011

Semmeringbahn (I)

En 1854 se inauguró en Austria la línea férrea de Semmering, un trazado a través de un histórico paso comercial entre el corazón del imperio Austrohúngaro y el mar Adriático en Trieste. Esta línea de primer orden destacó en su momento por ser la inicial en atravesar un duro paso de montaña, y tanto su construcción como posterior explotación serían ejemplo para otros ferrocarriles en Europa que debían enfrentarse con similares accidentes geográficos, entre ellos el Paso de Pajares para la divisoria Asturleonesa.



El trazado adoptado para el Semmeringbahn por el ingeniero Ritter von Ghega, encargado de estudiar el trazado y planificar su construcción, tiene una longitud de 41km entre Gloggnitz y Mürzzuschlag, pese a que en línea recta sea de 21km, obligado para remontar una diferencia de altura de 459 metros. El recorrido pasa por 14 túneles, 16 viaductos y más de 100 puentes de piedra con planta en curva. En un 60% del tramo en pendiente es de 20 milésimas, alcanzando puntualmente las 28milésimas. Las pendientes, junto con túneles y cerradas curvas se suceden para vencer a la montaña. El Semmering ha sido definido como una mezcla armoniosa de tecnología y naturaleza.



En la construcción se empleó la tecnología existente en aquel momento, la mano de obra de 20000 trabajadores durante seis años con la única ayuda de la dinamita para horadar las montañas y la inteligencia de los maestros canteros para erigir los airosos viaductos entre los valles. El Emperador Francisco José I viajaría por la línea en mayo de 1864, junto a Ritter von Ghega un mes antes de inaugurase la línea, aún sin utilidad hasta que se abrieron otros tramos más al sur.
Si dura había sido su construcción, no menos lo sería la explotación ferroviaria, obligando a diseñar locomotoras especializadas en este tipo de trazados con soluciones tecnológicas que se apartaban de las convencionales. De este trazado surgió el diseño de las locomotoras Engerth, tan conocido en nuestra vía estrecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario