domingo, 16 de abril de 2017

Adiós 251, hola 253.

En el pasado mes de febrero se ha producido un cambio significativo en la explotación del tráfico de bobinas de chapa de acero entre Trasona y Sagunto, a cargo de los míticos trenes «42» y «44». La simplificación de la explotación de este tráfico significa la salida de las carismáticas 251 de este servicio.

Los trenes Trasona-Sagungo atraviesan la península ibérica desde el Cantábrico hasta el Mediterráneo transportando bobinas de chapa de acero entre las dos factorías de Arcelor Mittal. Su explotación venía desarrollándose desde el año 1996 de la misma forma y las locomotoras 251 del depósito de Oviedo, entonces y hoy Lugo de Llanera, se encargaban del tren de origen a destino. Para ello el tren subía desde Trasona a Busdongo en dos mitades, y ya en Busdongo, tanto el 58242/3 como el 58244/5, acoplaban una segunda mitad de la composición, que otros dos trenes habían subido a Busdongo poco antes. Solamente era necesaria la ayuda de una locomotora diesel por cola para atravesar el Puerto de La Cañada desde la estación de Ávila hasta Herradón-La Cañada, en plena madrugada.

El 42 a su paso por Villamanín, ya con la formación completa de 26 vagones. Las 253-035 y 253-070 con característica decoración "oficial", que denota la decadencia actual de Renfe-Mercancías. Fotografía de José Luis Fernández. 

Este tráfico se realiza todos los días del año, y como no podía ser de otra manera ocupa a mucho personal en su explotación, junto con las maniobras de Busdongo y la doble de Ávila. Por tanto desde hace tiempo se intentaba prescindir de la doble de Ávila y sustituir la maniobra de Busdongo por otra en León-Clasificación, donde siempre hay personal ocupado en estas tareas. El empleo de las locomotoras 253 era fundamental para simplificar la explotación de estos trenes.  

Tras haberse realizado pruebas y trenes regulares durante algún tiempo por parte de las 253 en Pajares, no ha sido hasta el presente cuando se ha impuesto su empleo. En 2012 y 2015 estas locomotoras han trabajado asiduamente con trenes siderúrgicos y de cereales con Renfe-Mercancías, tanto en simple como en múltiple, pero no habían funcionado de forma correcta hasta que en 2015 ha sido reforzada la alimentación de la Rampa con la subestación móvil de Puente de Los Fierros.  

El 44 con la mitad de la composición afronta la Rampa de Pajares. Fotografía de José Luis Fernández
A partir de este mes de febrero de 2017 las parejas de 253 se han hecho cargo de los Trasona-Sagunto de forma aparentemente definitiva. Las dobles de Traxx llevan por el momento las mismas cargas que las 251 por Pajares, 13 vagones MMB cargados, que con la unión de la otra mitad de la composición  que se sigue realizando en Busdongo parten con 26 vagones hasta Sagunto. Por el momento los trenes «sombra» con la otra mitad hasta Busdongo siguen siendo remolcados mayoritariamente por locomotoras 251. Con este cambio de tracción por el momento ya se ha prescindido de la doble tracción por cola nocturna en Ávila para subir la Cañada, al ser capaces ellas solas de subir los 26 vagones cargados por aquel puerto. La entrada en vigor de la reducción de las jornadas de conducción y este cambio de tracción también ha traído un cambio de horarios, pues ya no exige que el 42 y el 44 circulen muy próximos en el tiempo para aprovechar el paso de la Cañada dentro del turno de la doble con la locomotora diesel como hasta ahora.

Para el paso de Pajares, con una rampa característica de 23 milésimas, las 253 en sencillo tienen asignadas 860 toneladas, frente a las 1010 de las 251, sin embargo una doble de 253 en mando múltiple alcanzan las 1548 toneladas. Esto se traduce en que las 251 suben a Busdongo trenes de 13 vagones MMB cargados de bobinas de chapa de acero, mientras que con las dobles de 253 se podría alcanzar la cifra de 19 vagones. Al parecer, se está a la espera de instalar una subestación móvil en Linares para reforzar  a la actual, y así poder subir Pajares con garantías con las MM de 253 tres trenes diarios hasta con 18 vagones hasta León-Clasificación. Allí se aumentaría la formación a 26 vagones de forma que partieran hasta Sagunto sin ayuda.

El 42 detenido en Palencia por rotura del pantógrafo de la locomotora de cabeza tras un enganchón con la catenaria. En la imagen se aprecia a la derecha la línea Venta de Baños-León en vía única de ancho ibérico y 3 KV en corriente continua y a la izquierda la línea LAV a León, en ancho internacional y 25 KV de corriente alterna industrial de 50 Hz. Fotografía de José Luis Fernández. 
La entrada de las 253 en este tráfico, unas 12 locomotoras actualmente se emplean en el mismo, ha supuesto la liberación de varias 251 que desde principio de año ya se dejan ver por la línea de Santander con algún servicio y una mayor dedicación a otros tráficos entre Madrid y Valencia, como portacoches y contenedores. Al parecer, un próximo destino de la serie podría ser el tráfico de carbón entre Tarragona y Samper de Calanda.

Las 251 siguen en la Rampa con los bobineros destinados a Valladolid, Miranda e Irún, trenes de madera, cereal, carril y alambrón, mientras que los trenes de carbón a La Robla están reservados normalmente a las 269.850. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario