lunes, 6 de junio de 2016

Los Pozos de La Perruca (I)

Hace un tiempo surgió la curiosidad de localizar en el terreno los posibles restos de los pozos verticales realizados para atacar la excavación del túnel de La Perruca desde varios puntos intermedios, además de hacerlo por sus dos bocas.Tras localizar sobre un plano en planta la ubicación de los pozos, gracias a la perfecta descripción de los trabajos de excavación en la Revista Minera, el tiempo pasó y la prevista búsqueda no se realizó. A pesar de que el pozo Nº1 está muy próximo a la carretera N-630, unas veces por las prisas en los viajes, las nieves o la presencia de ganado (y de los ganaderos), fueron la excusa para no buscar el primero de los pozos, que a priori era el más sencillo de localizar, pues la escombrera es perfectamente visible desde la carretera.

http://objetivopajares.blogspot.com.es/2013/04/proximo-objetivo.html

Finalmente este fin de semana pude acercarme al pozo Nº1 del túnel de La Perruca, con resultado favorable en su localización. La ubicación de los restos coincidían plenamente con la situación prevista en el plano, entre el camino medieval de Pajares que sustituyó la vía de La Carisa y la carretera del siglo XIX construida entre Gijón y Adanero, actual N-630 Ruta de la Plata, variada en la segunda mitad del XX para mejorar su trazado. 

Ubicación del pozo Nº1, el más próximo a la boca norte de La Perruca cuyo trazado discurre unos 100 metros por debajo, junto a los pasos carreteros de Pajares, sucesores de la calzada romana de La Carisa y la autopista A-66. El cauce fluvial que se aprecia es el río Bernesga a los pocos metros de su nacimiento. Fotografía de José Luis Fernández.

Tras acceder desde Arbás del Puerto atravesando el canto de los pobres, nombre que recibe la loma que separaba a la colegiata del camino medieval al ser por donde aparecían quienes se acercaban a ella para pedir comida y techo en su camino, la escombrera se divisa a la perfección desde lo alto. La escombrera ocupa una superficie de unos 4.000 metros cuadrados, que en algún punto supera los 12 metros de altura. Las rocas extraídas de la excavación es de suponer que se utilizaran en revestimiento del propio túnel o fueron utilizadas posteriormente para obras de reparación de la carretera.

Escombrera del pozo Nº1 de La Perruca junto a la calzada de la N-630 abandonada tras las variante de trazado realizada en los años sesenta del pasado siglo. En la imagen, el pontón sobre el río Bernesga en sus primeros metros de recorrido. Fotografía de José Luis Fernández

Una vez sobre la zona se aprecia un hundimiento en forma circular de unos cinco metros de diámetro y hasta tres metros bajo el nivel del terreno, que sin ninguna duda se trata del pozo Nº1 de La Perruca, una vez sellado y rellenado; no obstante, el paso del tiempo ha provocado que el relleno se asentara y delate su ubicación: 112 metros más abajo se encuentra el túnel de la Perruca. El pozo se encuentra al pié del camino medieval, y en el otro extremo, en la ladera se aprecia un pequeño desmonte, probablemente para asentar la cabria del pozo.


Brocal del pozo Nº1 de ataque del túnel de La Perruca en la actualidad. Fotografía de José Luis Fernández.

Hemos localizado alguna noticia referente a los pozos y los malacates instalados en los mismos; La crónica de León: revista científico-literaria de intereses morales y materiales, agena a la política Año VII Número 572 - 15 de octubre de 1881 recogía esta noticia:


La perforadora del túnel de la Perruca se mueve á impulso de una caldera de 25 caballos de fuerza y comprime el aire en otra caldera a un depósito de 6,50 metros de altura por 1,20 de diámetro.

La presión del aire se hace á 4 ó cinco atmósferas; de dicho depósito marcha por una tubería al avanzamiento que está á unos 800 metros y da movimiento á la verdadera perforadora, aparato por cierto muy sencillo, que consiste en una caja de repartición donde se introduce el aire comprimido -moviendo un émbolo que va á herir directamente la roca. Tiene por medio de ruedas todos los movimientos necesarios horizontales y verticales.

Practica barrenos de 5 centímetros de diámetro (los más estrechos) y llegá en ocasiones á hacer hasta 30 centímetros de barreno por minuto.

La dinamita obra hasta el fondo, llegando en alguna de las descargas a avanzar 1.80 metros la galería. Como aún no está completamente organizado el trabajo, no puede fijar se la cantidad que puede avanzar al día, pero se supone que no bajará de 2,50 metros, cuando menos.

Han llegado a Palanquinos dos máquinas para dos de los pozos del túnel de la Perruca, y en el otro pozo se armó hace ya días un malacate que está funcionando con toda regularidad.

Además se nos asegura que se  van á traer otras dos perforadoras; y  para dentro de algunos días acaso podremos facilitar otras buenas noticias á nuestras suscritores.


1 comentario: